article placeholder

Viva la libertad

Senderos de risas hacia el sonoro A menudo relegada a los márgenes, la obra cinematográfica de René Clair posee el valor del artista que supo arriesgarse adentrándose en la complejidad del nuevo mundo surgid...
article placeholder

Drôle de drame

Aunque el equipo formado por el director Marcel Carné y el guionista, poeta y dramaturgo Jacques Prévert (a los que habría que añadir el decorador Alexandre Trauner o el músico Maurice Jaubert, entre otros) sigue siendo conocido fundamentalmente por alumbrar e...
article placeholder

Corazones indomables

Realizada por John Ford en 1939 entre dos de los grandes títulos de su filmografía —El joven Lincoln (Young Mr. Lincoln, 1939) y Las uvas de la ira, The Grapes of Wrath, 1940)—, Corazones indomables puede calif...
article placeholder

Tres camaradas

Frank Borzage es, con permiso de Max Ophüls, el más romántico de los cineastas. En Tres camaradas deja por unos momentos los barrios bajos, en los que se mueve con singular adaptación, por la Alemania de entreg...
article placeholder

Sólo se vive una vez

Condenados Sólo se vive una vez es el segundo film americano de Fritz Lang. Junto a Furia (Fury, 1936) y You and Me (1938), forma lo que podríamos llamar la trilogía sobre la justicia america de Lang, trilogía en la que principalmente ataca al sistema de jus...
article placeholder

La kermesse heroica

A pesar de que el cine está cerca de cumplir los 120 años de vida, sigue siendo habitual la hipertrofia literaria en torno a un puñado de autores (las más de las veces visitados y revisitados sin la menor persp...
article placeholder

El ángel azul

En varios sentidos podríamos considerar El ángel azul como una película fronteriza. Lo es en cuanto a que representa, junto al M (id., 1931) de Fritz Lang, la transición en el cine alemán del mudo al sonoro. Un...
article placeholder

La legión de los hombres sin alma

La película que inauguró formalmente a historia de la zombigrafía. Los herramos Halperin. cuya productora fue una de as pioneras de la genuina serie 8 y del cine de bajo presupuesto, llegaron a la posteridad un buen puñado de títulos tan4sticos, no del todo ma...
article placeholder

Poder y gloria

The Power and the Glory fue el primer guión firmado en solitario por Preston Sturges. De él, escribió el productor Jesse L. Lasky en su autobiografía, que «era el guión más perfecto que había visto. Se convirti...
article placeholder

Soy un fugitivo

Escuchamos la voz de Jim Allen (George Raft), antes que su rostro, llamando a su mujer: «Helen». Ella se asombra, lleva un año sin verle, tras su segunda fuga de la cárcel. Ahora le ve, ya ha salido del negro, ...
article placeholder

Los ojos misteriosos de Londres

El legendario Bela Lugosi, al igual que otros coetáneos divos del cine americano, procedieran de donde procedieran (el menos menos legendario Boris Karloff, por no salir del género), durante los años 30 efectuó alguna que otra incursión en la industria fílmica...
article placeholder

Cena a las ocho

Hay muchas películas, como cualquier otra parcela en la que se desarrollen expresiones artísticas, a las que el paso del tiempo ha perjudicado de forma inevitable, a otras el mismo paso del tiempo les ha ubicad...
article placeholder

Sherlock Holmes contra Moriarty

Si la memoria no me falla, el actor Basil Rathbone encarnó catorce veces al detective Sherlock Holmes en otros tantos films rodados entre los año 1939 y 1946, dos da ellos para la Fox, doce para la productora U...
article placeholder

Bajo los techos de Paris

¡Todos hablan! ¡Todos cantan! El cineasta René Clair acogió la llegada del sonido al cine con cierta cautela cuando no con total aprensión. Para él, como para otros cineastas de la época, el sonido podría funcionar en detrimento de la evolución del lenguaje ...