article placeholder

La venganza de Ulzana

Morir en miércoles La venganza de Ulzana es sin duda una de las mejores películas de Robert Aldrich, lo que no deja de ser curioso si tenemos en cuenta que si por algo se caracteriza este film es por un grado...
article placeholder

Ten Seconds to Hell

Un bélico de la Hammer Dentro de la irregular pero en líneas generales atractiva filmografía del norteamericano Robert Aldrich, Ten seconds to hell (1959) se erige como una relativa singularidad. Lo es en la me...
article placeholder

Veracruz

Las amistades peligrosas Ben: —No pierdes ocasión de mirar por mí, Joe Joe: —¿Por qué no? Eres el primer amigo que tengo Durante los últimos coletazos del segundo imperio mexicano (1863-1867), Ben Traine (Gary Cooper) y Joe Erin (Burt Lancaster) se conocen fru...
article placeholder

La podadora

Luces y sombras de Hollywood Hasta el momento de rodar The Big Knife, Robert Aldrich, una de las promesas del Hollywood de principios de los 50, ya había brindado muestras abundantes de su talento gracias a dos...
article placeholder

Doce del patíbulo

Entre el estereotipo y la dureza prefabricada No creo descubrir nada nuevo al airear la irregularidad que presidió la obra del norteamericano Robert Aldrich en la década de los sesenta. Fueron unos altibajos qu...
article placeholder

El emperador del norte

Trenes rigurosamente vigilados Me encanta ver películas que transcurran en trenes. Tienen ese plus que a veces necesitamos para estar más atentos o mas conformes con lo que se nos presenta. No sé si porque ese vehículo tiene algo de metafórico, o incluso de al...
article placeholder

Aldrich y el fracaso

«Triunfo y fracaso en el cine de R.A., resultarán conceptos más ambiguos que el desenlace inmediato producto del enfrentamiento entre el individuo y las jerarquías de poder...»
article placeholder

Hojas de otoño

Almas perdidas Robert Aldrich podría definirse como un cineasta vigoroso, que transmite en su puesta en escena una energía tan salvaje que acaba reflejando la vulnerabilidad de unos personajes tan turbios como ...
article placeholder

¿Qué fue de Baby Jane?

Juguetes rotos A ti, que eres ella. A ella, que eres tú. (Y ninguna de las dos lo sabe) Robert Aldrich es un cineasta cuyas películas suelen dar más, cuando uno vuelve a detenerse sobre alguno de los peldaños de su filmografía, de lo que nos dicta la memoria a...
article placeholder

Apache

Forastero en tierra extraña Pese a haber realizado previamente el drama deportivo Big Leaguer (1953) y el thriller World for Ransom (1954) —derivación de la serie televisiva The affairs of China Smith (1952-53)...
article placeholder

La patrulla de los inmorales

Pureza en los pantanos de la roña Si bien es cierto que comienza a ser un lugar común considerar la etapa final de Robert Aldrich, quizá uno de los directores más furiosamente personales que diera el siglo XX, ...
article placeholder

Sodom and Gomorrah

Es Sodoma y Gomorra uno de los proyectos más extraños en la carrera de Robert Aldrich. Tercera y última película realizada durante su etapa europea, el director asumió un proyecto de características notablemente distintas a las acostumbradas durante su trayect...
article placeholder

El asesinato de la hermana George

Las amargas lágrimas de June Buckridge Dorothy Michaels, durante la emisión en directo del capítulo semanal de la teleserie en que trabaja, como actriz, da un giro absolutamente inesperado al argumento al quita...
article placeholder

4 tios de Texas

El Rat Pack va al Oeste Robert Aldrich dirige 4 tíos de Texas en el justo medio de su imponente díptico sobre la obsesión y la locura: ¿Qué fue de Baby Jane? (What Ever Happened to baby Jane?, 1962) y Canción d...
article placeholder

Destino fatal

Ni siquiera los dioses están con los buenos La segunda colaboración entre el director Robert Aldrich y el actor Burt Reynolds nació de la buena sintonía entre ambos y los buenos resultados económicos que tuvo Rompehuesos (The Longest Yards, 1974). Burt Reynold...