A primera vista, sumergirse en la programación de cualquier edición del Festival de Sitges puede resultar una tarea inabarcable. Este año, con casi 150 películas distribuidas en multitud de secciones, es casi una misión imposible. Sin embargo, eso no hace, ni mucho menos, que el aficionado pueda sentirse en algún momento amedrentado ante la magnitud de la oferta: se verá tanto cine como humanamente se pueda, eso seguro (aunque acabe con nosotros). Y antes de que den inicio las sesiones maratonianas de películas que abarcarán más de una semana, es necesario realizar un somero repaso a cada una de las secciones para evitar perdernos en sus profundidades.

Sección Oficial Fantástico a Competición

24 películas compiten este año para alzarse con el máximo galardón del festival, en una sección que destaca por un eclecticismo multigenérico que abarca acción, horror, thrillers psicológicos, ciencia-ficción…

Desde Asia llegan cuatro directores que podrían considerarse puntales imprescindibles dentro de sus cinematografías correspondientes. Representando a Hong Kong nos llega la última película del Soi Cheung, respaldada por la factoría de Johnnie To y recientemente alabada en el pasado Festival de Venecia. Tras los crueles y a la vez hermosos relatos de amor que constituían Love Battlefield (Ai zuozhan, 2004) y Dog Bite Dog (Gau ngao gau, 2005), podremos comprobar si, con Accident (Yi ngoi, 2009), Soi Cheung demuestra que es uno de los valores más personales del nuevo cine de acción y crimen de Hong Kong a través de esa rabia hiperbólica y catártica que lo caracteriza. Filipinas nos trae al últimamente muy activo Brillante Mendoza, también poseedor de un universo muy particular que desplegará en Kinatay, una cinta áspera y convulsa sobre el rapto, violación y tortura de una joven que sorprendió en el Festival de Cannes llevándose el premio a la Mejor Dirección. De Corea del Sur regresa Park Chan-wook a Sitges desde que se convirtiera en este festival en director de culto gracias a su Old Boy (Oldboy, 2003). Ya nos aseguró la última vez que pisó estas tierras que estaba preparando una película de vampiros que sería la más violenta y sanguinaria de su carrera; el resultado es Thirst, protagonizada por su actor fetiche Song Khan-ho encarnando a un sacerdote infectado por una extraña enfermedad que le empuja a alimentarse de sangre humana. Por último, por el bando asiático, no podía faltar el irreductible director nipón Takashi Miike, que se apoya en un anime para perpetrar Yatterman (Yattâman, 2009), un espectáculo bizarro de superhéroes de apariencia retro en el que se cruzan las referencias pop, trash y el humor más irreverente.

sitges1

Dentro del continente europeo quizás haya sido Francia el país que más expectación y polémica haya creado durante las últimas ediciones gracias a cintas como Alta tensión (Haute tensión, Alexander Aja, 2003), À l’intérieur (Alexander Bustillo y Julien Maury, 2007), Frontière(s) (Xavier Gens, 2007), o Martyrs (Pascal Laugier, 2008). Este año, dentro cosecha made in France destaca The Countess, la inmersión que realiza la actriz y directora Julie Delpy en el mito de la condesa Erzsébet Báthory, quien utilizaba la sangre de doncellas vírgenes para preservar su belleza, y que ya ha contado con diferentes adaptaciones cinematográficas, entre ellas Ceremonia sangrienta de Jorge Grau (con una Lucía Bosé luciendo cardados imposibles). Por otra parte, la pareja de realizadores Jean-Marie y Arnaud Larrieu se embarcan por primera vez en un film de género gracias a Les derniers jous du monde, una cinta apocalíptica protagonizada por alguno de sus actores habituales (Sergi López, Mathieu Almaric y Sabine Azéma) que nos trasladará a modo de itinerario caótico y laberíntico por diversos escenarios en lo que será una búsqueda desesperada antes de que se extinga la raza humana. Más radical se presume el último film del siempre provocador Gaspar Noé, Enter the Void, filmada en Japón y definida por el propio autor como un «melodrama psicodélico» que dura casi tres horas y que incluye sexo explícito, mucha violencia y escenas lisérgicas. Todos los ingredientes característicos que configuran a Noé como uno de los integrantes más representativos de la corriente New French Extremity. La directora Marina de Van, también inscrita dentro de esa etiqueta gracias a la transgresión que suponía su film Dans ma peau (2002), regresa ahora con Ne te retourne pas, en la que enfrenta a las actrices Sophie Marceau y Monica Bellucci en un tour de force con sabor a psicodrama. Por último, la película francesa de la que se espera más hemoglobina es The Horde, en la que un grupo de zombies voraces conseguirá que policía y delincuentes unan sus fuerzas en una batalla por la supervivencia.

Más cine europeo es el que nos llega desde Gran Bretaña. Es el caso de Dorian Gray, la adaptación que ha realizado Oliver Parker en torno al relato gótico escrito por Oscar Wilde con Colin Firth encarnando al personaje de Basil y el insulso Ben Barnes dando vida a Dorian Gray. Por otro lado, el mito de Fausto planea por Heartless, de Philip Ridley, en el que un joven fotógrafo iniciará una bajada a los infiernos a través de la paranoia en un escenario londinense en el que se iniciará una lucha por parte de los espíritus malignos para poseer su alma. La ciencia ficción vendrá de la mano del mismísimo hijo de David Bowie (que firma como Duncan Jones) que, como si de una Space Odity de estilo retro se tratara, empuja en Moon a Sam Rockwell a una misión galáctica solitaria y minimalista que lo atrapará hasta hacerle traspasar los límites de la cordura. También destacan dos coproducciones entre Reino Unido y Australia. Por una parte Accidents Happens, dirigida por Andrew Lancaster, una comedia macabra en torno a una familia disfuncional protagonizada por Geena Davis; por otra, un nuevo thriller de Tom Shankland (Waz) titulado The Children en el que un virus atacará a los miembros más jóvenes de dos familias convirtiendo unas idílicas vacaciones en un estremecedor infierno en el que se pone de manifiesto el malsano poder destructivo de la infancia. Otra de las producciones que podrán verse en Sitges este año es la esperada (para aquellos que nos gusta el cine de Jaco Van Dormael) Mr. Nobody, que nos devuelve al realizador belga tras trece años de inactividad cinematográfica adaptando precisamente a la pantalla su propia novela en el que se adivina su film más ambicioso, y en el que volverá a verter, con toda seguridad, su imaginería a medio camino entre los dominios de la percepción más tangible, la irrealidad, la fantasía y las dinámicas del subconsciente. En cuanto a la participación española, además de Rec 2 de Jaume Balagueró y Paco Plaza, que abrirá el certamen catalán, se presentarán a concurso los films Hierro, del debutante Gabe Ibáñez e Ingrid, de Eduard Cortés, dos trabajos que demuestran que, en la actualidad, el mejor cine español que se hace, el más arriesgado y a contracorriente, se encuentra dentro de los márgenes del género fantástico. La extraña cinta griega Kynodontas, de Yorgos Lanthimos pone punto final a la participación europea tras haber conseguido alzarse con el premio Una cierta mirada en el pasado Festival de Cannes.

sitges4

La presencia estadounidense se cierra con varios títulos de interés, como la cinta  independiente presentada en Sundance Coul Souls de Sophie Bartes que, en tono de comedia satírica parte del tormentoso proceso de investigación que emprende un actor (Paul Giamatti) para poder interpretar Tío Vania de Chéjov y que termina convirtiéndose en una cinta de espionaje internacional metafísico; Grace de Paul Solet, en la que a una mujer se le diagnostica la pérdida del feto a pesar de lo cual decide continuar con el embarazo dando a luz a una criatura con unos hábitos alimenticios muy particulares y, por último, Splice, del otrora niño prodigio Vincenzo Natali (Cube), que trae a Sitges un film que se introduce en los terrenos de la genética, la mutación y los peligros de la ciencia cuando se trata de la creación de nuevos monstruos a través de la experimentación con el ADN.

Sección Oficial Panorama

Parece como si todo lo que no hubiera cabido dentro de la Sección Oficial, tuviera su sitio de preferencia dentro de esta ventana paralela que nos da la oportunidad de ver alguno de los films más esperados de la temporada, como es el caso de la adaptación que Werner Herzog ha hecho del Teniente Corrupto (Bad Lieutenant, 1992) de Abel Ferrara convirtiéndolo en Bad Lieutenant: Port of Call New Orleans con Nicholas Cage y Eva Mendes, lo último de George A. Romero Survival of the Dead o la magnífica y muy reivindicable Orphan de Jaume Collet- Serra y Carriers, dirigida también por dos españoles (los hermanos Pastor) con producción íntegramente americana. Muchas pueden ser las sorpresas (también las decepciones) dentro de este bloque en el que no parece haber una cohesión aglutinadora. Tenemos films galácticos (Cargo, Pandorum), de torturas (The Collector, Shadow), de animación imaginativa (Panique au village), de cinema verité (Paranormal Activity), translaciones del cómic (Solomon Kane) y películas de zombies (Zombieland).

Y como complemento, un espacio específico en el que se repasan algunos títulos del más reciente panorama de género dentro del territorio británico (The Descent. Part 2; Doghouse; The Eclipse; Lesbian Vampire Killers; Malice in Wonderland…)

Sesiones Especiales

Daniel Monzón (Celda 221), Kathryn Bigelow (The Hurt Locker), Shinja Tsukamoto (Tetsuo: The Bulletman), Malcolm McDowell (O Lucky Malcolm), Clive Barker (Book of Blood, Dread) y Terry Gilliam (The Imaginarium of Dr. Parnassus) serán los principales protagonistas de estas sesiones que sirven a la vez de presentación de sus nuevos films y/o como tributo a alguno de los miembros implicados en cada una de las producciones. Atención a la clase magistral que llevará a cabo el escritor y cineasta Clive Barker, uno de los máximos exponentes de las teorías de «la nueva carne» en los ochenta.

Nuevas Visiones

La sección más abierta a la experimentación nos trae los últimos títulos de autores reconocidos como el taiwanés Tsai Ming Liang (Visage), el tailandés Pen-ek Ratanaruang (Nymph), el ruso Alexadr Balabanov (Morphia), el filipino Raya Martin (Independencia) o el danés Ole Bornedal (Deliver us from Evil).

sitges2

Pero también hay espacio para nuevas promesas o películas que pueden ser el descubrimiento del festival, la joya oculta como fue el caso en la pasada edición de DeadGirl (Marcel Sarmiento, Gadi Harel, 2008). Así que habrá que estar muy atentos, por si acaso.

Orient Express/ Anima´t/ Midnight X-Trem

Quizás sean las secciones más agradecidas para los aficionados.

Este año en Orient Express se proyectan el segundo y tercer capítulo de la trilogía basada en el popular manga 20th Century Boys, dirigidas ambas por Yukihito Tsutsumi, también habrá lugar para superproducciones de fantasía como la japonesa Goemon (Kazuaki Kiriya) o de catástrofes como la surcoreana Haeundae (Je-gyun Yun), cintas de acción made in Hong Kong protagonizadas por el incombustible Donnie Yen y firmadas por un valor seguro como es Wilson Yip (Ip Man, centrada en una etapa de la vida de Bruce Lee) y el plato fuerte del festival, la proyección del último trabajo de Johnnie To, Vengeance una coproducción con Francia protagonizada por el actor y cantante Johnny Hallyday.

Anima´t sigue presentando un equilibrio entre los films procedentes de Asia y los europeos. La ya clásica nueva entrega de Evangelion (Evangelion 2.0: You Can Not Advance), piezas colectivas y episódicas como la que propone Genius Party Beyond, apocalípticas visiones de un mundo sumido en el caos (King of Thorn), aproximaciones urbanas a la realidad de los suburbios franceses con las voces de Vincent Cassel y Diane Krueger (Lascars) y modulaciones más amables a base de plastilina en la fantasía In the Attic: Who has a Birthday Today?

Por último, Midnight X-Treme propone en sus sesiones de madrugada el festín de cine más inclasificable de la temporada: gore, survival horror movies, blaxpoitation,  salvajismo y torturas, zombies a ritmo de J-Pop, homenajes a Herschell Gordon Lewis… y otras delicatessens.

Retrospectiva: El otro Fantástico. Imaginario y autoría en el cine catalán y español contemporáneo.

No es de extrañar que ante toda esta avalancha de títulos comentados, muchos aficionados pisen sobre seguro y acudan a ver alguno de los títulos dentro de la retrospectiva que este año se centra en aquellos directores españoles que en algún momento de sus carreras cultivaron el género fantástico a través de películas que, en la mayoría de los casos, quedaron casi ocultas como rarezas, agazapadas dentro de la trayectoria de muchos de estos autores y que en la actualidad no son especialmente fáciles de conseguir, lo que supone una oportunidad de lujo poder recuperarlas en pantalla grande. De Fernando Fernán Gómez se proyectará ¡Bruja, más que bruja! (1976), de Pedro Olea, La casa sin fronteras (1972), de Vicente Aranda, Las crueles (1969), de Antonio Isasi-Isasmendi, El perro (1976) de Juanma Bajo Ulloa, La madre muerta (1993), de Víctor Erice, El espíritu de la colmena (1973), de Ángel García del Val, Cada ver es… (1981) y de José Ramón Larraz, Vampyres. Las hijas de Drácula (1974). Para cerrar el ciclo, nada mejor que el último documental del Yves Montmayeur en el que se acerca precisamente a las claves de este fantastic español.

Seven Chances

O lo que siempre ha sido La Semana de la Crítica. Pero cuidado, que este año hay cambios. Por ejemplo, encontramos un film ya estrenado en otro certamen español (cosa que antes era un requisito imprescindible el ser un film inédito en nuestro país), como es el caso de Un Lac, de Philippe Grandieux. Se rescatan clásicos como Los ojos sin rostro (Les yeux sans visage, 1960) de George Franju y films malditos en cuanto a su distribución como Youth Without Youth de Francis Ford Coppola. Raoul Ruiz (Nucingen Haus) y Wim Wenders (Palermo Shooting) también encuentran un hueco dentro de este espacio dedicado al cine de autor, mientras que el veterano documentalista Luc Moullet nos presenta su última obra, La terrre de la folie (directamente sacada de la Quincena de Realizadores en Cannes) y desde Australia nos llega un film de animación con la voces de Toni Collete y Eric Bana.

sitges3

Para terminar, la lista de las diez películas por las que siento un interés particular  y que seguro no faltarán en las crónicas que el equipo de MdC preparará a partir del próximo día 1 de octubre.

  • 1. Vengeance (Johnnie To)
  • 2. Tetsuo: The Bulletman (Shinja Tsukamoto)
  • 3. Survival of the Dead (George A. Romero)
  • 4. Accident (Soi Cheung)
  • 5. The Hurt Locker (Kathryn Bigelow)
  • 6. Mr. Nobody (Jaco Van Dormael)
  • 7. The Countess (Julie Delpy)
  • 8. Thirst (Park Chan-wook)
  • 9. Kinatay (Brillante Mendoza)
  • 10. Bad Lieutenant: Port of Call New Orleans (Werner Herzog)