Ecos cercanos

Aún cuando las elegíacas notas de la crisis presagiaban lo peor, lo cierto es que la melodía del 2009 ha sido excelente en términos comerciales. Primavera Sound fue un auténtico éxito de crítica y público (como en otros lares lo fuera el arrasador FIB), veteranos como U2 o Depeche Mode consiguieron un doblete triunfal, y venerables como Cohen arrasaron en su terreno. A la par, novedades locales como New Raemon o Manel sientan cátedra y Quimi Porter o Mazoni se van aposentando, también con aceptación de público y crítica.

También las notas del BAFF y de Sitges anuncian buenas perspectivas. Entre Docúpolis y l’Alternativa, el 7 In-Edit Beefeater afina los instrumentos (a la par que el 41 Festival de Jazz de Barcelona) para atraer al público.

En consonancia con lo escuchado durante los últimos meses, el In-Edit presenta un cartel variado y atractivo (aun reciente el estreno de Let’s get lost, una pieza de Bruce Webber sobre Chet Baker que anticipara lo mejor de este festival y que se cuenta entre lo mejor del 2009). Un cartel heterogéneo que nos lleva del jazz: Charlie Haden, Icons Among Us: Jazz in Present Tense, al rock: Neil Young, Don’t Be Denied, Dr. Feelgood’s Store, Marc Bolan. The Final Word, The Agony and the Ecstasy of Phil Spector, REM, This is Not a Show o Paul Weller into tomorrow, y a muchos otros estilos.

A destacar curiosidades como Evening’s Civil Twilight in Empires of Tin, cinta austriaca que se prevé lisérgica, oscilando entre Joseph Roth y la postmodernidad, o Trimpin, the sound of invention, con la posibilidad de crear música a partir de elementos inverosímiles. Son casi obligadas las miradas hacia África dónde se recupera la música en directo coetánea de Cuando éramos reyes (Soul Power, concierto filmado con James Brown, Miriam Makeba o BB King coetáneo del duelo Clay – Foreman en Congo), la lucha por la libertad en una corrupta Nigeria (Suffering and smiling) o la pugna entre arte y represión (Youssou N’Dour, I bring What I Love). El ámbito latino y local también queda cubierto ampliamente aunque cabe destacar a priori el estreno de Tiempo de leyenda, documental sobre La leyenda del tiempo de Camarón (que se estrena y estrena el festival) o cintas como Toteking, tengo que volver a casa (¡no olvidemos el rap y hip hop!) y Los Rodríguez en Buenos Aires, debut y despedida.

En la recuperación, Peter Whitehead, autor de clips avant la lettre (en los 60), películas concierto (Led Zeppelín live at the Royal Albert Hall) o mirada social con fondo musical (¿o es a la inversa?): Tonites let’s all make love in London)

En resumen, un festival que no quiere limitarse a la reedición de conciertos no vistos en nuestros lares sino que plantea el análisis de la música, de las músicas, de nuestro tiempo y de la visión, la mirada, de un conjunto de profesionales que hacen del mismo material para crear historias e imágenes. Dejémonos que nos editen. A escuchar y a ver.