Vivimos tiempos convulsos. Por momentos la crisis que nos lleva acorralando estos últimos años, muchos menos de los que llevamos ganándonosla a pulso, lejos aún de terminar, parece amenazar con devolvernos cualquier día a la edad de piedra, una vez revienten los bancos. Sería interesante, aunque si lo pensamos un momento tal vez no tanto, poder vivir un post-apocalipsis después de aquello, reconstructivo a ser posible, aunque lo más probable es que resultase el hundimiento definitivo. Pero, ¿quién sabe?, tal vez en algún momento las máquinas cobren conciencia de sí mismas y acaben sojuzgándonos y logrando que todo esto salga adelante. Los humanos estarían enjaulados mientras unas tablets y unos teclados les mirarían con temor y recelo, con sendas CPU’s vigilándoles paternales y diciéndoles que se portasen bien y que no tirasen comida a los señores. No es descabellado, no señor, señora o señorita. Este año el festival de Sitges revisará el tema de la inteligencia artificial tomando como centro neurálgico el film de igual título de Steven Spielberg, que ya es todo un clásico moderno con tan solo once años a sus espaldas. Veremos como se ha tratado hasta ahora el tema en el cine, y también sus perspectivas de futuro, tanto en la ficción como en el mundo real. Así, la obra que inaugurará Sitges 2011 será Eva, película dirigida por Kike Maillo, ciencia-ficción española con robots y también con Daniel Brühl. Todo apunta a que será una de las ediciones más potentes de los últimos años con un montón de títulos sugerentes y la presencia de las últimas obras de algunos de los pesos pesados del género. Bryan Singer recogerá el gran premio honorífico y el remake de La cosa será la película que clausure todo, preludiando ese apocalipsis al que también se rendirá homenaje con numerosos títulos enmarcados en las diferentes secciones, no sea que Nostradamus estuviese en lo cierto, y en 2012 se vaya todo al cuerno.

 Sección Oficial Fantàstic Competición

Como viene siendo habitual, la sección oficial se reparte entre los films que van a competición y la paralela Panorama (que a su vez incluye la SOFP Casa Asia), pero que nadie se confunda porque en la segunda podemos encontrar joyas de tantos o más quilates que en la primera, que este año llega por cierto completísima y nos tiene salivando ya desde hace varios días. Para empezar Attack the Block, del debutante Joe Cornish, nos narra una invasión alienígena en los suburbios Londres (no va a ser siempre todo lo gordo en N.Y.). Sion Sono vuelve al festival, después de la conmoción que el año pasado supuso la brutal y genial Cold Fish, con Guilty of Romance bajo el brazo, que se mete en el segundo despertar sexual de una mujer casada. También podrá verse Himizu de este mismo director en la sección Noves Visions, que no solo Takashi Miike va a hacer dobletes en Sitges. Y hablando del rey de la localidad catalana, este año nos obsequia con Hara-kiri: Death of a Samurai en la Sección Oficial (siguiendo la estela marcada por sus 13 asesinos), y Ninja Kids!!!  (no es que me sorprenda, ya casi nada lo hace con este señor, se titula así) dentro de Midnight X-treme, más del estilo gamberrete de Yatterman. Por supuesto, la renueva ola francesa que tantas alegrías nos ha dado a su manera en los últimos años también estará presente. Dos de los films más esperados son Livide, segunda obra de la pareja creadora de À l’intérieur, que ya se hacían de rogar desde 2007 y The Divide, de Xavier Gens, que parece alejada de los parámetros de su debut Frontier(s), aunque ya sabemos que las apariencias engañan. El cine sudamericano de género también tendrá su buena parte de representación con títulos como el híbrido bélico-terrorífico El páramo, del colombiano Jaime Osorio Márquez, Juan de los muertos, una de zombis cubanos con crítica político-social del argentino Alejandro Brugués, y la brasileña Trabalhar cansa, una de las sensaciones del último festival de Cannes. También habrá trabajos de animación (la japonesa A Letter to Momo y las francesas The Prodigies y Les contes de la nuit 3D) y, como no, cine español: Licantropía en la Galicia de principios del siglo XX en Lobos de Arga, de Juan Martínez Moreno, y Emergo, largometraje debut de Carles Torrens con guión de Rodrigo Cortés  (Buried).

Pero por supuesto, eso no es todo. Otras de las más esperadas son Red State de Kevin Smith, que se adentra en el cine de terror subgénero sectas, y Scabbard Samurai, del bueno de Hitoshi Matsumoto, que ya nos sorprendió en ediciones anteriores con las inclasificables Dai-Nipponjin y Symbol. Pero no, esto tampoco es todo: Hell y Bellflower (más vueltas al pre y al post-apocalipsis, y van… quien se creyese que era broma, ya ve que no), Sleeping Beauty, de Julia Leigh (con muy buena pinta, aunque poco tiene que ver con La bella durmiente original), Target (una película rusa de dos horas y media en la que los que la han visto hablan de Spielberg y Tarkovski merece una mención, y seguramente un visionado) o Carré blanc (los connaisseurs, al hablar de esta, también mentan a Tarkovski), las rurales The Murder Farm y The Other Side of Sleep; Kill List, The Mortician  y Mirages, tres films que hablan de trabajos poco convencionales, sci-fi dramas como Womb y Another Earth. Una de hostias con Jet-li no puede faltar (The Sorcerer and the White Snake, que además también es de época). Y de los países nórdicos también hay cosas muy majas, no se vayan ustedes a pensar: The Troll Hunter es un falso documental sobre unos cazadores de trolls en los bosques noruegos y Sint es la última película de Dick Maas (el de Amsterdamned, misterio en los canales), una Christmas-delicatessen de esas en las que el espíritu navideño se tiñe de rojo. Pero, como ya supondrán, eso no es todo. Faltan por citar dos de las películas más esperadas, no voy a dejar la morralla (si es que la hay, eso se verá después) para el final: The Yellow Sea, de Na Hong-jin (autor de un estupendo film de acción como The Chaser) y The Woman de Lucky McKee (May), bajo amenaza del director de que nos vamos a cagar de miedo. Así que agárrense a sus asientos porque esto es solo la Sección Oficial a Competición, que, ahora sí, ya está completa. ¿Les parece poco? Pues vamos a por lo demás…

Sección Oficial Fantàstic Panorama

Como decía, aquí no hay nada que envidiar a la deslumbrante Sección Oficial a Competición. En este panorama, desfilarán títulos tan atractivos como Melancholia, un drama con el apocalipsis (sí, ¿no lo habíamos advertido?) de telón de fondo, firmado por Lars Von Trier y con un reparto orgiástico, que sabemos que a nadie dejará indiferente. Contagion nos habla de un virus letal y su efecto masivo entre la población, y es un desconcertante proyecto proviniendo de un director tan peculiar como Steven Soderbergh, con actores que tampoco son precisamente del montón. The Turin Horse (premiada con el especial del jurado en Berlín) del húngaro Bela Tarr que parte del incidente de los latigazos al caballo que apañó mentalmente a Nietzsche para siempre, dedicándole al film 30 planos exactos, que no es El arca rusa pero tampoco es lo que haría Michael Bay. Otros títulos de notable interés incluidos en la sección serán Don’t Be Afraid of the Dark (remake de un telefilm homónimo de 1973) sobre una casa con una criatura que aterroriza a una niña, un guión de Del Toro y una pinta de quitar el sueño; Los vampiros estarán presentes una vez más con The Moth Diaries, de la interesante Mary Harron en su regreso a la pantalla grande como directora tras la genial American Psycho  y los once años posteriores dedicados a las series de TV; una nueva vuelta de tuerca al clásico Jane Eyre con el nuevo Magneto Michael Fassbender; Mientras duermes, el esperado nuevo proyecto de Jaume Balagueró sobre la (in)seguridad de nuestra intimidad; Tatsumi de Eric Khoo, biopic de animación sobre la vida del mangaka Yoshihiro Tatsumi; la adaptación del comic Poulet aux prunes de Marjane Satrapi realizada por la propia autora junto a Vincent Paronnaud, (con el que ya llevara a la pantalla su éxito Persépolis); y Drive, que le valió en Cannes el premio al mejor director a Nicholas Winding Refn, un viejo conocido de Sitges, del que ya pudimos ver Bronson y Valhalla Rising en la edición de 2009.

La sección no estará exenta de participación española: El multipremiado cortometrajista Eduardo Chapero-Jackson debuta en el largo con Verbo; Gonzalo López-Gallego (El rey de la montaña) deja atrás el Apolo 13 y se va a los EE.UU. para volver con el Apollo 18; Antonio Trashorras, otro debutante en el largometraje pero con una trayectoria en el género a sus espaldas, como guionista (El espinazo del diablo, Los Totenwackers, Agnosia), presenta un slasher en una lavandería que lleva por título El callejón; Vista en el reciente San Sebastián también podremos degustar la esperada Extraterrestre, segundo film de Nacho Vigalondo, que esta vez se mueve en el terreno de la comedia. Y aunque esta SOF Panorama no sea tan extensa como la SOF Competición, aún quedan títulos de los que darán que hablar: La ciencia-ficción espacial de Love, un teléfono con llamadas del pasado en The Caller, un survival al aire libre como es A Lonely Place to Die, los zombies en la Guerra Civil Americana de Exit Humanity o la comedia de terror adolescente Detention. Y ya para cerrar, tres de los grandes que regresan: Ti West, que ya tiene un lugar de honor en Sitges tras el paso de The House of the Devil el año pasado, y que regresa con The Innkeepers, desarrollada en una posada encantada en Nueva Inglaterra; vuelve también John Landis con una comedia a propósito de dos ladrones de cadáveres llamados Burke & Hare; y hace lo propio Francis Ford Coppola de nuevo en el género fantástico tras demasiados años ya con Twixt, donde un escritor ser verá envuelto, sin comerlo ni beberlo, como suele pasar con estas cosas, en un misterioso asesinato.

Sección Oficial Fantàstic Panorama Casa Asia

Al margen de la interminable lista de películas con el sello Casa Asia que se exhibirán en el festival, una cuidada selección está incluida en esta sección propia. Diversidad por países y por géneros, aunque casi siempre dentro de los márgenes del fantástico, y el casi se debe por un lado al documental Bollywood: The Greatest Love Story Ever Told, donde se da un repaso a casi setenta años de la exitosa industria  del cine en India y a Shaolin de Benny Chan, una cinta de artes marciales con las que en todas las ediciones tenemos que tener alguna cita obligada. El resto, desde Sector 7, un 3D coreano con monstruos hasta Haunters, donde un niño que puede controlar la mente de repente un día descubre que tiene un archienemigo, pasando por la hongkonesa Revenge A Love Story, con la estrella de pop Juno Mak en el pellejo de un asesino de policías movido por la venganza. Y lo que queda puede ser antológico. Por un lado tenemos Smuggler, un thriller sangriento con toques de humor dirigido por Katsuhito Ishii (The Taste of Tea) basado en la novela gráfica de Shohei Manabe. La indonesia The Raid promete adrenalina a mansalva, con unos policías encerrados en un edificio lleno de criminales al más puro estilo de un videojuego de acción y tiros. La surcoreana The Unjust también se centra en un asesino en serie que cambia los policías de Revenge A Love Story por colegialas, aunque ambos film gozan de un mismo trasfondo de crítica social. Para cerrar esta golosa sección, Tormented de Takashi Shimizu es un auténtico delirio en 3D, sobre un conejo maligno que cobra vida desde, precisamente, otra película en 3D…

Noves Visions

Un año más, la sección se divide en subapartados, a saber: Ficción, No Ficción, Discovery y Dark Ficción.

En la sección de Ficción podrán verse cosas tan apetecibles (como siempre, entiéndase bien la expresión dentro de un contexto de aficionados a pasarlo bien pasándolo mal o viceversa) como el miedo al fin del mundo (otra vez, sí) visto por Abel Ferrara, en 4:44: The Last Day on Earth; Kotoko, una nueva ida de olla de Shinya Tsukamoto (Tetsuo); Tres adaptaciones de clásicos que seguramente más que adaptar estarán dedicadas a distorsionar (para nuestro disfrute), como no se puede esperar otra cosa de la shakespeariana La tempestad vista por Julie Taymor (Titus) o de La bella durmiente de Perrault rodada por Catherine Breillat (Romance X), o de Marina de Van (Dans ma peau, Ne te retourne pas) filmando Le petit poucet, reincidiendo en Perrault. La sección se completa con los nuevos títulos de otros directores habitualmente ajenos al género, pero con reputadas trayectorias como son Hong San-soo, Naomi Kawase y Shunji Iwai, que presentarán respectivamente The Day He Arrives, Hanezu no tsuki y Vampire, siendo esta última, según se comenta, un homenaje a Martin (1976) de George A. Romero. Una sección que como puede verse este año destaca por una nutrida presencia de realizadoras y que se complementa con otros títulos como 22 mei de Koen Mortier, que parte de un atentado en un centro comercial, Beast de Christoffer Boe, que no es otra cosa que una historia de amor pero también de terror, Boro in the Box, que nos relata la vida del cineasta polaco Walerian Borowczyk, el thriller de mafiosos Bullhead, la bizarra y cautivadora Milocrorze: A Love Story (con Seijun Suzuki en uno de los papeles), el asesino en serie francés de Dernière séance y una enrarecida intriga dramática como la búlgara The Island.

Los documentales de la sección de No Ficción son, como siempre a priori, de lo más sugerentes.  Un Kim Ki-duk que dejó de estar de moda aunque en ningún momento ha dejado de hacer el mismo cine que le puso en el punto de mira, y que particularmente me sigue interesando y mucho, regresa con Arirang, donde analiza la crisis personal que atravesó cuando la actriz principal de Dream estuvo a punto de suicidarse (ahorcada) durante el rodaje. Magic Trip gira en torno al LSD a través del viaje psicodélico de Ken Kesey con material de archivo de Allen Ginsberg, Jack Kerouac, Jerry Garcia y otros expertos en la materia. James Marsh (Man on Wire) indaga esta vez en el mundo de la inteligencia animal (un chimpancé concretamente) en Project Nim (esperemos que la cosa no acabe como El origen del planeta de los simios, dado que se trata de un documental). Otra cosa digna de verse será la comedia,  documental, obvia el decirlo, The Bengali Detective, de Philip Cox, explorando en la actual sociedad india. El boxeo callejero será el protagonista en Knuckle, de Ian Palmer, y también podremos ver Resurrect Dead: The Mystery of the Toynbee Tiles, experimento de ciencia-ficción que le valió a Jon Foy el premio al mejor director de documental en Sundance.

En la subsección Discovery, centrada en el terreno independiente/experimental destacarán la producción catalana Vlogger y Hellacious Acres: The Case of John Glass de Pat Tremblay, donde una vez más el protagonista es el apocalipsis y el diálogo está de más. Por no hablar de Invasion of the Alien Bikini, comedia que combina superhéroes y cultura pop. Y como no, el debut en la realización de Panos Cosmatos (sí, es el hijo del creador de Rambo) con Beyond the Black Rainbow, un trabajo influenciado por Kubrick, Cronenberg, Argento, Carpenter, según se comenta, y que gustó mucho en el festival de Tribeca. Habrá que comprobarlo.

Y no nos quedará otra que cuidar nuestras retinas para la última subsección, la Dark Ficción, donde encontraremos aberraciones tan estimulantes como: Underwater Love, un pink eiga musical con una especie de humanoide del pantano y fotografía de Christopher Doyle; Meat, o, lo que es lo mismo, las fantasías eróticas de un carnicero con reminiscencias lynchianas; Y last but not least, Kaidan Horror Classics, un film colectivo con 4 episodios, que no es un remake del film de 1964 de Masaki Kobayashi, aunque se busca algo parecido a lo que él hiciera con los relatos de Lafcadio Hearn, pues aquí los novelistas en los que se basan las cuatro historias son distintos, así como los directores, eso sí, una alineación de lujo: Masayuki Ochiai (Shutter), Sang Il-lee (Hula Girls), Shinya Tsukamoto (Tetsuo) y Hirokazu Kore-eda (Still Walking)

Seven Chances

Las siete elecciones de este año son una heterogénea muestra que bebe de diversas fuentes. Por un lado tenemos Barbe Bleue de Catherine Breillat, que hace doblete, y los que hayan leído atentamente el apartado Noves Visions Ficción, se darán cuenta que también es la segunda adaptación de Perrault por esta directora. Pero teniendo en cuenta que es la autora de Romance X no está claro qué esperar. Corman’s World: Exploits of a Hollywood Rebel es un documental realizado durante el rodaje de Dinoshark, presentada en Sitges 2010. Jeanne captive de Philippe Ramos es una nueva revisión de la figura de Juana de Arco en la que destaca la presencia de Mathieu Amalric. El tailandés Sivaroj Kongsakul nos presenta en Eternity una poética historia de amor y fantasmas muy en la onda de la última película de Apichatpong, El tío Boonmee recuerda sus vidas pasadas. También podremos ver Sacrifice de Chen Kaige, una intriga de época con un punto de partida muy de Herodes, Road to Nowhere, la vuelta a la dirección de Monte Hellman tras un descansito de veinte años, y completando el septeto, la última barrabasada de Harmony Korine, Trash Humpers, que versa sobre unos señores con caretas de ancianos vandalizándolo todo a su paso.

Midnight X-Treme

Los amantes de la noche, que de todo ha de haber en las viñas del señor, tendrán cita obligada o bien en Pachá Sitges, o bien en las sesiones Midnight X-Treme, maratones, algunas cercanas a las seis horas, donde podrán verse las cosas más bizarras, y seguramente las más divertidas del festival, siempre más tarde de la medianoche. 3D Sex and Zen: Extreme Ecstasy ha estado partiendo el bacalao en Asia una buena temporada, con la censura impulsando a gente de un país a otro como si estuviésemos en los 70 de El último tango en París. Y es que las tetas nunca han dejado de atraer a las masas. Hobo With a Shotgun  es otro de los must see de una sección tan inabarcable que solo citaremos unas pocas más. The Victim dirigida por Michael Biehn (el terminator bueno de la primera parte de la saga) es un thriller psicológico y sangriento protagonizado por él mismo.

Podremos encontrar historias de zombis de diverso calado en films como Dark Souls, Deadheads, World of the Dead, secuela de The Zombie Diaries o la española Sudor frío. Grave Encounters se mueve por la línea de películas como [·Rec] o Paranormal Activity, siguiendo a un equipo de televisión en un manicomio abandonado donde se producen sucesos paranormales. Apuntan buenas maneras Monster Brawl que mezcla lucha libre con momias, hombres-lobo, zombis, cíclopes, cosas del pantano y demás criaturas de calaña parecida, el slasher israelí Rabies o la japonesa Tomie: Unlimited.

Resto de secciones

Y por si todo esto fuese poco, quedan un par de secciones más. Anima’t, este año con cuatro títulos entre los que destaca la primera parte de la trilogía que adaptará Buda de Osamu Tezuka. Y por otro lado Brigadoon, en la que todas las proyecciones son gratuitas y este año viene más fuerte que nunca, con la presencia de Luigi Cozzi, autor de clásicos como Starcrash o Contamination-Alien arriva sulla terra, que recogerá el premio Nosferatu a toda su carrera y presentará su documental Romá fantástica. En esta sección se realizará un homenaje a Jean Rollin con la proyección de sus títulos más emblemáticos, y también caerán Mil gritos tiene la noche de Juan Piquer Simón y Las flores del miedo y Los muertos, la carne y el diablo de José María Oliveira. Y como no, interesantes cortometrajes y variados estrenos (The Orphan Killer, Baby Shower, Mr. Bricks: A Heavy Metal Murder Musical, Last Cares, Carne cruda, y un largo etc.) No faltarán, fuera ya de Brigadoon, los clásicos, donde aparte de la homenajeada Inteligencia artificial podrán verse El más allá de Fulci, Akelarre de Pedro Olea, Angustia de Bigas Luna, la reciente Essential Killing de Jerzy Skolimovski, el Frankenstein de James Whale o La matanza de Texas 2 de Tobe Hopper entre otras. Además, una sección nueva, Sitges Family, con un par de títulos de animación para entrenar a los más pequeños en esto de los festivales y las sesiones especiales, donde podrán verse las dos partes de la adaptación del manga Gantz de Hiroya Oku, Intruders de Juan Carlos Fresnadillo, la adaptación de El monje a cargo de Dominik Moll con Vincent Cassel de protagonista, y el homenaje al cine mudo de The Artist que gustó bastante en San Sebastián. Y los cortometrajes (que este año se expanden también a Noves Visions), y las sesiones sorpresa, y la maratón Sitges Zombie Walk con la participación de los protagonistas de Juan de los Muertos y donde todo aquel que quiera se podrá maquillar como un zombi y patrullar las calles de la localidad como si fuera uno de ellos. Este año Sitges puede ser apoteósico. O apocalíptico.

Y aquí nuestras 10 propuestas para disfrutar como es debido del festival. Nada muy arriesgado, pero al final el riesgo nos encontrará sin buscarlo:

  • Scabbard Samurai
  • Guilty of Romance
  • Livide
  • The Woman
  • Hara-Kiri: Death of a Samurai
  • Drive
  • The Innkeepers
  • Twixt
  • Himizu
  • Tormented 3D