La cumbre escarlata

Guillermo del Toro, desde los inicios de su filmografía, ha conseguido reciclar mitos y adaptarlos a su imaginario. Si por algo se caracteriza su cine es por el amor con el que trata a sus criaturas. Ninguno de los personajes ni criaturas fantasmales de Crimson Peak traslucen tanto cariño como la mansión de Allerdale Hall, robaplanos de inmenso calibre.

Paul Thomas Anderson

Paul Thomas Anderson es un cineasta único, capaz de aunar clasicismo y modernidad, de desafiar convenciones y géneros, de dejar patente su insultante arrogancia con cada plano y cada encuadre. Éste no es un recorrido lineal por su filmografía, ni siquiera un análisis concienzudo, más bien apuntes deslavazados, una inmersión sin bombona de oxígeno en el estilo, los personajes y los temas recurrentes de las películas de Paul Thomas Anderson. Aquí encontrarán figuras paternas huidizas, seres incapaces de suturar sus heridas emocionales, personajes a la deriva que rara vez encuentran la salvación. Una cámara enérgica como pocas, desplegándose con fluidez pasmosa por espacios y rostros, una herramienta del destino capaz de conectar individuos entre sí y de adentrar al espectador en estados alterados de conciencia.

The Affair

Alabada por ciertas voces críticas como una de las series más destacadas de 2014 y premiada recientemente en los Globos de Oro, The Affair es una fachada hermosa, incluso original en su concepto, pero capítulo a capítulo se va desmoronando, mostrándose incapaz de sustentar la estructura. Detrás de un gran planteamiento, dos personajes interesantes y un sugerente escenario, el guion zozobra a mitad de temporada y termina naufragando cuando convierte el febril encuentro entre dos amantes en un intrincado melodrama que provoca desinterés y cierta frustración.

Fargo. El Ángel Exterminador

El plan de Lorne Malvo (asesino a sueldo, filósofo, depredador), auténtico eje vertebrador de "Fargo", es modificar la conducta de los incautos que caen bajo su influjo. Una simple mirada, unas cuantas palabras, y desgraciados como Lester Nygaard son capaces de llevar a cabo las más insospechadas atrocidades para dar un vuelco a sus aburridas existencias.

Peaky Blinders

Tommy Shelby es un mafioso con ansias de prosperar que busca dejar la clandestinidad haciendo legal su negocio de apuestas. Nada que no hayamos visto ya en las películas de Scorsese o en la traslación de su universo al Atlantic City de Boardwalk Empire (íd, Terence Winter, 2010-?). Y, sin embargo, Peaky Blinders tiene aspectos que la hacen genuina, que le otorgan una personalidad y estilo distintivos.

Entrevista a Pawel Pawlikowski

Las imágenes fuertes dictan un tipo determinado de sonido, sobre todo si has decidido no mover la cámara y no capturas lo que está fuera de campo. Con el cambio de siglo, el cine polaco ha perdido relieve en de...
article placeholder

The Grandmaster

La narración tradicional nunca le ha interesado mucho a Wong Kar-wai, pero aquí es algo que lleva al extremo. Liberada de la dictadura del sentido narrativo, la película puede entenderse como una delicada pieza de orfebrería, construida en base a una puesta en escena muy próxima a los rostros y cuerpos de los actores.
article placeholder

Agentes de S.H.I.E.L.D.

“No todos los héroes son súper”, reza el eslogan que los capitostes de Marvel Studios idearon para lanzar Agents of S.H.I.E.L.D. (íd., 2013-). Tirando de malicia, podríamos afirmar que tampoco todos los productos de Marvel son súper, como demuestra este intento de desembarco en la ficción televisiva con una serie que promete mucho ruido pero, de momento, ofrece muy pocas e insípidas nueces.
article placeholder

The East

En The East (Zal Batmanglij, 2013), tercer escalón de la incipiente filmografía de Brit Marling como guionista y actriz, ella es la presencia alrededor de la que gira todo lo demás, un brillante planeta que fagocita, voluntaria o involuntariamente, a todo aquel que se atreve a gravitar cerca de su perímetro. La película, tan oportunista como ingenua, reflexiona sobre la legitimidad de los ataques de un grupo anarquista contra los ejecutivos de grandes corporaciones.
article placeholder

Black Mirror 2×02: White Bear

Corre, Victoria, corre Ningún otro capítulo de Black Mirror es tan macabro, retorcido y cruel como White Bear. Y eso no es decir poco. La criatura mutante pergeñada por Charlie Brooker, con Carl Tibbetts (respo...
article placeholder

Rebelde (Rebelle)

La cuarta película de Kim Nguyen, candidata al Oscar a la Mejor Película de Habla no Inglesa, mira de frente el problema de los niños soldado, lo embiste con una mezcla de naturalismo y realismo mágico. Su mayor logro es adoptar el punto de vista de Komona, una chica de mirada vacía y alma lacerada que se convierte en el centro absoluto y última razón de ser de la película.
article placeholder

Tierra prometida

La figura de Gus Van Sant sigue suscitando más preguntas que respuestas. Resulta cuando menos intrigante la facilidad que tiene para deshacerse del lastre de su creatividad para poner el piloto automático y dirigir algo tan convencional y simplón como Tierra prometida. El relato empieza bien, incluso mejora con el paso de los minutos, pero convierte un giro de guión en una bomba atómica que afecta al resultado final de la película. Y lo que hasta entonces era una correcta, agradable e incluso plausible propuesta de cine con mensaje, acaba convertida en pura y simple propaganda, con un desenlace tan convencional como decepcionante.
article placeholder

Seis apuntes sobre Stephen King y "22/11/63"

22/11/63, una de las últimas novelas de Stephen King, fabula con la posibilidad de volver atrás en el tiempo para salvar a JFK del disparo fatal de Lee Harvey Oswald. Estos seis apuntes suponen un acercamiento a la obra de King desde la perspectiva de alguien que lo abandonó, y que lo ha recuperado gracias a esta magnífica novela, una invitación a redescubrir a uno de los mejores escritores norteamericanos del último medio siglo.
article placeholder

Siete psicópatas

En Siete psicópatas, Martin McDonagh engarza a gran velocidad y sin solución de continuidad pequeñas historias, flashbacks y digresiones varias a lo largo del metraje. Es como si el lienzo de la película se le hubiera quedado corto, desbordado por un enjambre de ideas y soluciones distintas para una misma historia. McDonagh parece haber decidido incluir todos los diálogos agudos, todas las muertes violentas, todas las situaciones delirantes que se le han ocurrido… y el extraño conjunto acaba por abrumar.