article placeholder

Mi primer amor

Volver a los diecisiete La tercera película de Mia Hansen-Løve (no he visto su opera prima y no sé si esto supondrá un lastre para este texto) ha sido como un soplo de vida en el panorama cinematográfico de 201...
article placeholder

La condena

Arquitectura de estados y atmósferas La condena es una exhortación pesarosa, de trazo firme y enérgico, sobre la esencia del ser humano, sobre su desorientación moral y su naturaleza pesimista. El primer plano ...
article placeholder

Jane Eyre

Gozos y sombras Poco parecen tener en común Sin nombre (2009), la opera prima de Cary Fukunaga, con su segunda película, Jane Eyre. Lejos de los motivos románticos prensados por la pluma de Charlotte Brontë, el...
article placeholder

El ilusionista

La sombra de Tati es alargada La nueva película del poco prolífico Sylvain Chomet no ha sabido (quizás no ha querido o no ha podido) zafarse de la alargada sombra de Jacques Tati. Todo lo que se puede ver en la...
article placeholder

Mildred Pierce

«A estas alturas de la película ya no caben dudas: la televisión le ganó la partida al cine (tal y como éste se ha entendido hasta el momento). El pulso entre las salas de cine y las domésticas se está decantando hacia estas últimas. La cinefilia comienza a transmutarse en telefilia aunque, en realidad, ambas no dejen de ser la misma cosa.»
article placeholder

Encuentros en el fin del mundo

Esto no es otro estúpido documental de pingüinos A Werner Herzog lo hemos visto bregar en las postreras tres décadas contra impedimentos y dificultades varias de la naturaleza en territorios tan dispares como l...
article placeholder

Ángeles con caras sucias

Los chicos del callejón Michael Curtiz, cuyo verdadero nombre era Michael Kertesz, había nacido en 1888, en el Budapest que era todavía co-capital del imperio austrohúngaro, aunque en 1927 ya estaba en Estado...
article placeholder

BAFF 2009

En medio de la histeria mediática y las alegrías del Barça, el BAFF recupera su espacio en el espacio anual barcelonés. En apenas una semana cerca de 60 películas con lo más granado de las cinematografías asiáticas del último año, algunas verdaderamente excelentes.