Criticas

De jueves a domingo


Las cosas tal y como las recordamos Cuando yo era niña intentaba evitar el tiempo muerto a toda costa. El aburrimiento era altamente venenoso. Más tóxico incluso que la botella de ácido clorhídrico que había escondida debajo del...