Whiplash

Whiplash, el segundo largometraje de Damien Chazelle, narra el feroz adiestramiento de un joven músico, con aspiraciones de conquistar la excelencia, mientras reflexiona sobre cómo la sociedad contemporánea ha hipotecado los juicios morales a la hora de evaluar los métodos y artimañanas para alcanzar los mejores resultados.