Tomorrowland

Las últimas ficciones de Disney nos hablan de utopías digitales, mundos de fantasía que actualizan el imaginario clásico del estudio. En Tomorrowland, en cambio, Brad Bird plantea la forja de un mundo, la utopía de una ciudad del futuro en la que la fantasía, ese viejo encanto perdido, es la clave para disfrutar de su experiencia.