Puro vicio. Pasado, presente y futuro

El estreno de Puro vicio ha suscitado un gran interés por la manera en la que su director, Paul Thomas Anderson, tomaba los códigos y las herencias del relato de detectives y los transformaba en un envoltorio posmoderno y melancólico, casi una digresión sobre esa América cuyo sueño se descomponía en dirección a la nada.

Puro vicio

Quizá "Puro vicio", el gran estreno norteamericano de la primera mitad de año, no esté tan lejos del cine experimental. Sea como fuere, Toni Junyent entrevera algunos recuerdos e impresiones de la película de Paul Thomas Anderson con dos proyecciones de películas experimentales y un flechazo por una ex-actriz porno.

Paul Thomas Anderson

Paul Thomas Anderson es un cineasta único, capaz de aunar clasicismo y modernidad, de desafiar convenciones y géneros, de dejar patente su insultante arrogancia con cada plano y cada encuadre. Éste no es un recorrido lineal por su filmografía, ni siquiera un análisis concienzudo, más bien apuntes deslavazados, una inmersión sin bombona de oxígeno en el estilo, los personajes y los temas recurrentes de las películas de Paul Thomas Anderson. Aquí encontrarán figuras paternas huidizas, seres incapaces de suturar sus heridas emocionales, personajes a la deriva que rara vez encuentran la salvación. Una cámara enérgica como pocas, desplegándose con fluidez pasmosa por espacios y rostros, una herramienta del destino capaz de conectar individuos entre sí y de adentrar al espectador en estados alterados de conciencia.

El sueño hippie de Thomas Pynchon

Existen diferencias entre Vicio Propio, la novela de Thomas Pynchon, y la adaptación que ha realizado Paul Thomas Anderson, titulada en España Puro Vicio. Lemuria, la metáfora que Pynchon utilizaba en su novela para dibujar el desencanto hippie, la voz de Sortilège, el retrato del detective Larry 'Doc' Sportello... aún con estos matices, ambas zarandean y juegan con el legado hippie que ha quedado con el paso de los años.
article placeholder

The Master

Escrito sobre la arena Al poco de conocerse, Lancaster Dodd inicia su labor terapéutica con Freddie Quell: su propósito es unir los fragmentos del despedazado ex marine, reconstruir su tormentoso pasado, domar ...
article placeholder

The Master

Walk on the Wild Side Debuta en el largo Paul Thomas Anderson (PTA para los amigos) con Sydney (Hard Eight, 1996) una negra crónica negra sobre, como no, un grupo de perdedores y conflictos familiares. A partir...
article placeholder

The Master

Tras el visionado de la película, Ismael Marinero nos habla de desconcierto, intensidad y abstracción. También de sus dos brillantes intérpretes, de la magnífica banda sonora compuesta por el guitarrista de Radiohead, Jonny Greenwood o de algunos detalles de la construcción de la progresión dramática, desmitificando a la vez la tangencial relación del film con la cienciología, dando más peso como tema a las secuelas psicológicas de los soldados que lucharon el la II Guerra Mundial.
article placeholder

Entrevista José F. Montero

El compañero José Francisco Montero publicó en otoño de 2011 un estudio sobre Paul Thomas Anderson y, junto a Israel Paredes, Imágenes de la Revolución acerca de la La inglesa y el duque y La Commune (Paris, 1887). Ha tenido la paciencia para contarnos en detalle su experiencia y trabajo con estos dos libros.
article placeholder

Pozos de ambición

Tour de force La figura de Paul Thomas Anderson en el actual panorama cinematográfico americano es la de un auténtico perro verde, un cineasta con un inmenso talento natural, un conocimiento enciclopédico de la...
article placeholder

Pozos de ambicion

Grandilocuentemente grandilocuente La épica es uno de los registros narrativos de mayor tradición artística en nuestra cultura occidental. Desde luego, no es este el lugar para profundizar y debatir sobre sus b...