article placeholder

Los amantes pasajeros

El último trabajo de Pedro Almodóvar ha vuelto a generar la polémica de rigor, cuando apelando a su propia naturaleza cinematográfica y dejando de lado cansinos ajustes de cuentas, no pasa de ser un inofensivo divertimento que si algo constata es hasta que punto la evolución fílmica del director manchego le ha alejado, inevitablemente, de la genuina provocación de sus primeros (y celebrados) trabajos.
article placeholder

La piel que habito

Autenticidad en extinción Siempre me ha resultado difícil comentar el cine de Pedro Almodóvar. Pienso, de hecho, que es un error mayúsculo tratar de reducir sus películas a un chascarrillo fácil, a un comentari...
article placeholder

Los abrazos rotos

«Almodóvar practica un cine cada vez más adulto, más difícil para las grandes audiencias, más personal y con prácticamente ninguna concesión de cara a la galería. Su capacidad de autoexigencia es enorme y eso se aprecia en cada plano...»