Puro vicio. Pasado, presente y futuro

El estreno de Puro vicio ha suscitado un gran interés por la manera en la que su director, Paul Thomas Anderson, tomaba los códigos y las herencias del relato de detectives y los transformaba en un envoltorio posmoderno y melancólico, casi una digresión sobre esa América cuyo sueño se descomponía en dirección a la nada.

Puro vicio

Quizá "Puro vicio", el gran estreno norteamericano de la primera mitad de año, no esté tan lejos del cine experimental. Sea como fuere, Toni Junyent entrevera algunos recuerdos e impresiones de la película de Paul Thomas Anderson con dos proyecciones de películas experimentales y un flechazo por una ex-actriz porno.

El sueño hippie de Thomas Pynchon

Existen diferencias entre Vicio Propio, la novela de Thomas Pynchon, y la adaptación que ha realizado Paul Thomas Anderson, titulada en España Puro Vicio. Lemuria, la metáfora que Pynchon utilizaba en su novela para dibujar el desencanto hippie, la voz de Sortilège, el retrato del detective Larry 'Doc' Sportello... aún con estos matices, ambas zarandean y juegan con el legado hippie que ha quedado con el paso de los años.